©2019. Desarrollado por THD Lateral.

Antuco 161, Viña del Mar - ZIP 2561650 | Chile (56) 998927859-993186577

EL CÍRCULO FOTOGRAFÍA - LIMA, PERÚ

Workshop "Taller de Colectivos", realizado durante el mes de Agosto del año 2017, en El Círculo Fotografía de Lima, Perú, y en el marco del proyecto investigativo "Lima B".

AUTORES

LIMAREFLEX​

En la búsqueda de una visión íntima de mi Lima querida, nace LIMA REFLEX.

Lima a través de un espejo; recorro las calles limeñas con un espejo de tocador con el fin de  retratar lugares, personajes, símbolos, la esencia misma desde una perspectiva enteramente propia.

 

Esta serie de imágenes está conformada por 21 fotos, 21 imágenes tomadas a través del espejo como recurso de proyección diferente; las imágenes plasmadas en el espejo son creadas con la intención de reflejar los detalles en un criterio estético de lo rico y hermoso que es ser un limeño, en temporalidades y espacios múltiples que se funden en lecturas de diversas capas sobre el territorio.

¿Casonas al barranco o casonas de Barranco?

 

El distrito de Barranco es un conocido punto de atracción turística en Lima, Perú. Como una zona de relativamente escasos recursos económicos, la gestión municipal tiene serias limitaciones, no siempre ajenas a elementos de corrupción. Por otro lado, la ola constructora de los últimos 15 años, normalmente sin consideración alguna del impacto ambiental y urbano, tiende a llenar el distrito de grandes edificios de vivienda.

Entre otros elementos que ameritan mayor atención, como las playas del distrito, la protección de las antiguas casonas de Barranco, muchas de ellas de las primeras décadas del siglo XX, no parece ser una prioridad para las autoridades.

La serie de imágenes juega con lo que podría ser un desarrollo del patrimonio urbano, arquitectónico y turístico, basada en las pocas viviendas que se mantienen en buenas condiciones, en un imaginario personal dentro de la realidad de este distrito.

Calles Ocultas

Solía ser un poco renuente a la tecnología, no fue hasta el 2016 que tuve en mis manos mi primer y único smartphone hasta el momento. Con este aparato fue posible obtener una nueva perspectiva para la fotografía callejera. El smartphone otorga además una cierta invisibilidad, una libertad insospechada para captar imágenes en una ciudad tan caótica y muchas veces violenta como es Lima.

 

Todo el mundo piensa que lima es gris, y si lo es, pero dentro de esos grandes parajes monocromos conviven explosiones de colores brillantes, como el alma de la calle que solo estalla ante los ojos de los que quieran verlo. En esta serie de imágenes se encuentra la búsqueda de contraponer mundos; crear una realidad alterna, ver más allá de lo que ven nuestros ojos, pero con los pies en el suelo. Una búsqueda de la magia escondida en el día a día. En el camino retratando rostros y parajes urbanos se vislumbra el intento de retratar lo habitual, la fauna citadina y su ecosistema en su manera más natural. El encuentro final es la soledad intrínseca de vivir en la urbe. A pesar de vivir todos apiñados en un espacio pequeño, todos parecen padecer de una soledad en masa.

 

El resultado final es dilucidar una dimensión paralela dentro de los enmarañados espacios cotidianos y semblantes oscuros de la ciudad, buscando el color y hacerlo detonar hasta hallar la realidad subjetiva detrás del caos.

Los Barrios Abrazan

 

Acabo de soñar con una Lima sembrando barrios en los cerros, que abrazan la ternura de su arquitectura vernácula, me poso en su cima y contemplo cómo poco a poco va transformándose mientras camino hacia sus faldas. El Madrigal I y II, Vista alegre, La Balanza, Los Cipreses, Nuevo Carmen alto I y II y otros más se asoman y danzan al compás del huaynito abrigador de Comas, descubriendo las necesidades de los mismos, emergiendo desde las llantas hasta el triplay, desde los ladrillos hasta el color, de norte a sur, de sur a norte.

"Sueños descalzos se afiatan con el transcurrir del caminar, levantando polvo y transformándose en cobijos, perfumados son los vientos de Comas que acarician los rostros de los vecinos, el vigor de sus manos complementa la calidez en sus sonrisas, el triplay, los ladrillos y las llantas demuestran su apogeo cuando el sol amanece por la espalda inquieta de los niños contemplando el horizonte, mientras el cerro los abraza en la inmensidad".

Los Barrios Abrazan

Al fondo hay sitio

Lo que en otras ciudades permanece escondido en un depósito aquí se exhibe al aire libre sin rubor. Nuestras azoteas están habitadas por cosas que no usamos pero de las que no somos capaces de deshacernos. Muebles rotos, fierros oxidados, llantas viejas, materiales sobrantes de alguna reparación, recuerdos de algún pasatiempo abandonado…todos pelean por un espacio esperando que el día que los necesitemos por fin llegue.

Atratus

No estamos solos. Compartimos el espacio urbano con animales y entre ellos, las aves. Los gallinazos son parte de la ciudad mucho antes que nosotros llegáramos. Alrededor de ellos, se tejen mitos, chismes y prejuicios bien afianzados en el imaginario limeño. Han sido metáfora de limeños pitucos y conservadores y más recientemente, de políticos dispuestos a todo.  Pero más que símbolos de mal augurio son símbolos de transformación, de resiliencia, de lucha por mantenerse en un espacio que se les quiere arrebatar con el pretexto de una visión de modernismo y desarrollo urbano. 

I.

El demonio se agita a mi lado sin cesar;

Flota a mi alrededor cual aire impalpable;

Lo respiro, siento como quema mi pulmón

Y lo llena de un deseo eterno y culpable

 

 

 

La destrucción.

Charles Baudelaire.

Recontrapai.

Periferia

Lima no ha sido inundada aún por el asfalto. Tampoco ha sido dominada por la melancolía y el pesimismo que, muy injustamente, resaltan poetas y cuentistas en sus obras. Lima no solo  es la gente despistada que camina con apuro. O la congestión vehicular. Para saber cómo es Lima, hay que verla desde más cerca, por completa. Claro. Es que Lima no solo es el Parque de la Exposición, la Plaza de Armas, el Jirón de la Unión o la alameda Chabuca. Lima es mucho más. Lima también es sus Conos.  Es San Juan de Lurigancho, Villa el Salvador o Ate. Lima también es Independencia. Es Comas, por ejemplo, y ese cúmulo de casitas coloridas que se aferran a los cerros, sobre bases de llantas o costales. Donde la gente se levanta con el sol para sostener sobre sus hombros el inmenso peso del cielo y la indiferencia. Lima es la sonrisa de los niños que corretean inocentemente por las trochas mientras sus padres trabajan hora tras horas en empresas que consumen sus fuerzas, pero no su alegría. Es la esperanza en la mirada de cada poblador que desde la cúspide observa la ciudad con hambre de justicia. Lima es más. Para saber cómo es, hay que observarla desde más cerca…Representa una sucesión de ventanas que buscan transmitir eso, situaciones cotidianas que muchas veces son ignoradas y hasta desconocidas. Detrás de cada fotografía hay una historia, un mundo.

Un mundo que se ha buscado rescatar a través de intervenciones callejeras, utilizando impresiones de estas fotografías en gran formato. Como una manera de competir con la publicidad que ha tomado las calles y de visibilizar las historias en la convulsionada Lima.

Misty City

Despierto, me levanto y salgo, veo la calle, la gente y los autos, parezco un extraño, soy un extraño... la gente y su ciudad  me miran... me sumerjo, grito y reflejo desde mi ojo hacia tus ojos.